40 y ¿Ahora qué?


Siempre he oido que con la edad es muy dificil adelgazar; que si tienes hijos no tienes tiempo para cuidarte y poder estar en tu mejor versión; que a las mujeres nos es más dificil perder los kilitos que nos sobran (y kilos, como en mi caso).

Pero ¿es cierto?

Si me lo hubieran dicho hace meses, seguro que te diría que es cierto.

Pero ahora no lo puedo decir.

En agosto conocí a mi mentora y desde entonces no he dejado de adelgazar.

Entonces me dirás, «ya, pero te pasarás horas en el gimnasio» o «te pasas el día con hambre» o (y esta la oigo muchísmo) «seguro que está enferma y está adelgazando por eso», dando a entender que me he vuelto bolímica o algo así.

Pero no: ni me paso horas en el gimnasio, ni paso paso, ni (gracias a dios) estoy enferma, ni es una dieta milagro.

Lo mejor de todo es que no siento que esté haciendo dieta, porque esa es la verdad. He aprendido a vivir con la comida y a sacer 30 minutitos al día para cuidarme.

Para los queno me conoceis, os voy un poco sobre mí. Me llamo Isaura (por eso el nombre del blog, tengo 42 años (creo que no debería poner esto, pero bueno…) y soy madre de 2 mellizas de 7 años.

Mis hijas nacierón con 35 semanas con 2 kilos y 600 gramos una y 2 kilos 300 la otra. Engordé 25 kilos en mi embarazo y tenía una tripa que ni mi matrona se lo creía.

Desde el parto de mis peques que intentaba adelgazar, pero empezaba la dieta el lunes y el martes por la noche ya estaba atacando la nevera como si viniera un apocalipsis (te suena).

Lo cierto es que cada año añadía uns 2 o 3 kilos. No parece mucho ¿Verdad?

Pero en 7 años, casi llegué a los 80 kilos. Este verano, y despues de la pandemia, cuando vi mi peso de 79,6 kilos en la balanza (mido 1,55m) decidí que algo tenía que hacer.

Todos los días tenía 20 o 25 anuncios de dietas milagro en la publicidad de mis redes sociales, pero ninguna me convencía. Hasta que me apareció un perfil de una chica brasileña, que tenía muchos seguidores, y que todos los días me enseñaba imagenes de la gente que ella ayudaba.

Entonces compré el curso para hacer las paces con la comida y perder todos los kilos que me sobran.

Hice el curso en 2 días. La información que me pasó era incríble. Me hico entender como funciona mi cuerpo y como debo reeducarme para comer (sin pasar hambre) y perder los kilos que me sobran.

Aquí te dejo mi foto del antes y del despues. En la primera, tengo 79,6 kilos y en la segunda, 64,6 (15 kilos de diferencia en 3 meses, sin pasar hambre y con solo 30 minutos de ejercicio al día).

Creo que se nota la diferencia, verdad?

No he llegado todavía a mi peso perfecto, pero he dejado de ter la barrigota que tenía y me siento feliz.

Si tu también quieres adelgazar así, te puedo ayudar.

Te dejo mi teléfono, sin compromiso de nada, y te espero para que dentro de 3 meses esté hablando de tu increíble cambio: + 34 693 808 203